Blog de alejandro-maya

TECNOLOGÍAS DE LA INFORMACIÓN.

El desarrollo de las TI facilita mucho el control organizacional a un costo relativamente bajo. El modelo sistémico de administración muestra que para realizar las funciones gerenciales y enlazar la organización con el ambiente externo, se requiere de la comunicación; ésta y el sistema de información de gestión (SIG) son el enlace que hace posible la administración.

Para empezar, debe entenderse la diferencia entre datos e información. Los datos son hechos crudos que pueden no ser muy útiles hasta que se convierten en información, es decir, una vez procesados se vuelven significados comprensibles para el receptor. Si bien esto se aplica a la comunicación interpersonal, también es válida para las TI. Que abarca una variedad de tecnologías, incluidos diversos tipos de hardware (computadoras e impresoras), software (sistemas operativos y procesadores de palabras o datos) y tecnologías de cómputo y comunicación (telecomunicación y administración de base de datos), de hecho, tecnologías como la 3G (tercera generación de tecnología inalámbrica) que amplía y mejora las capacidades de las TI, se desarrolla con rapidez: aun antes de que la tecnología 3G se instrumentara con amplitud, ya se habrá desarrollado la de cuarta generación (4G LTE).

Las TI han promovido el desarrollo del SIG; La definición del concepto sistema de información de gestión varía, aquí se define como un sistema formal para recopilar, integrar, comparar, analizar y difundir información interna y externa a la empresa de manera oportuna, efectiva y eficiente para apoyar a los gerentes en el desempeño de sus tareas. El SIG tiene que adaptarse a las necesidades específicas y puede incluir información de rutina, como reportes mensuales; información que señale excepciones, sobre todo en puntos críticos e información necesaria para tratar de predecir el futuro.

El equipo electrónico permite el procesamiento rápido y económico de enormes cantidades de datos. La computadora con la programación apropiada, procesa datos para llegar a conclusiones lógicas, los clasifica y los hace fácilmente accesibles para su uso. Como se indicó, los datos no se convierten en información hasta que se procesan en informes útiles.

EXPANSIÓN DE LOS DATOS BÁSICOS.

La concentración en la administración de la información, aunada a su mejor procesamiento, condujo a la reducción de viejas limitaciones. Durante años los administradores han reconocido que la información contable tradicional, enfocada en el cálculo de utilidades, ha tenido un valor limitado para el control, aunque en muchas compañías han sido virtualmente el único tipo de datos recopilados y analizados con regularidad. Los administradores necesitan todo tipo de información no contable sobre el ambiente externo, como acontecimientos sociales, económicos, políticos y técnicos; además, requieren información no contable sobre las operaciones internas, la información debe ser cualitativa y cuantitativa.

Aunque no ha habido mucho avance para cumplir estos requisitos, la computadora más la investigación de operaciones, han llevado a una enorme expansión de la información gerencial disponible; esto se ve especialmente respecto de datos de marketing, competencia, producción y distribución, costos del producto, cambio tecnológico y desarrollo, productividad laboral y cumplimiento de metas. Cuando se le preguntó a los lectores de The economist que tipo de tecnología influiría en la actividad económica, una amplia mayoría menciono que las TI.

EXCESO DE INFORMACIÓN Y SERVICIOS DE INTELIGENCIA.

Los administradores que han experimentado el efecto de contar con un mejor y más rápido procesamiento de datos, tienen razón para temer a sufrir un exceso de información: habiéndose despertado su apetito por las cifras, los dispositivos generadores y procesadores de datos producen material a una tasa atemorizante; los gerentes se quejan de quedar sepultados bajo impresiones, reportes, proyecciones y pronósticos que no tienen tiempo de leer, no pueden comprender o no satisfacen sus necesidades particulares.

Un intento por resolver el problema de la sobrecarga de información es el establecimiento de servicios de inteligencia y el desarrollo de una nueva profesión de expertos en inteligencia.

El servicio lo proporcionan especialistas que saben (o investigan) qué información necesitan los administradores y como digerirla e interpretarla para su uso gerencial. Algunas compañías han establecido unidades organizacionales con los nombres de servicios administrativos o análisis y servicios de administración para hacer la información comprensible y útil.


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: